Internet de las cosas (IoT)

El término Internet of the Things (IoT) abarca todo lo relacionado con internet, pero cada vez se usa más para definir objetos que se “comunican” entre sí.

Desde las cafeteras inteligentes, los collares de ejercicio para perros, mobiliario y amenidades domésticas conectadas a tu smartphone, son solo algunos de los elementos cotidianos que se conectan a la web como parte del Internet of Things (IoT). Las máquinas conectadas y los objetos en las fábricas ofrecen el potencial para una “cuarta revolución industrial”, y los expertos predicen que más de la mitad de las nuevas empresas se ejecutarán en el IoT para 2020.

¿Qué es el Internet de las cosas?

El Internet de las cosas se compone por sencillos sensores, teléfonos inteligentes o dispositivos portátiles conectados entre sí. Al combinar estos dispositivos conectados con sistemas automatizados, es posible “recopilar información, analizarla y crear una acción” para ayudar a alguien con una tarea en particular o aprender de un proceso.

“IoT nos ofrece la oportunidad de ser más eficientes en la forma en que hacemos las cosas, ahorrándonos tiempo, dinero y, a menudo, emisiones en el proceso”, Matthew Evans.